Nuestros proyectos han sido apoyados por entidades como:
La Secretaría Distrital de Cultura de Bogotá
Veeduría Distrital
Alcaldía Local de Santa fe
Alcaldía Mayor de Bogotá
Ministerio de Cultura de Colombia
Bibliored
Cinemateca Distrital
Red de Salas Concertadas
  • Icono social de YouTube
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Vimeo
  • Icono Social SoundCloud
  • Icono social Twitter
Siguenos en:
Comparte tus opiniones

www.fundacionarteficial.com

fundacionarteficial@gmail.com
Cel: 315 5271307

Fijo: 7511992

Bogotá - Colombia

© 2013 by FUNDACIÓN ARTEFICIAL

  • Fundación Arteficial

Cronología: Los mejores bailarines y coreógrafos de la historia.


A continuación les daremos a conocer una breve reseña de cada uno de los bailarines y coreógrafos que por sus meritos, logros, principios y nuevas formas de ver y enseñar la danza, han sido reconocidos mundialmente y han dejado una huella en el tejer de la historia del cuerpo en movimiento.

Jean Georges Noverre

(Francia, 1727-1810)

Biografía:

Coreógrafo francés, que trabajó para reformar el ballet. Nació en París y fue alumno del famoso bailarín francés Louis Dupré y admirador de la mímica del actor inglés David Garrick. Noverre realizó su debut como bailarín en 1743, y en 1755 Garrick le invitó a Londres. En 1760 se convirtió en maestro de ballet en Stuttgart, Alemania, donde produjo su más famoso ballet Medea y Jasón (1763). Su influyente tratado Cartas sobre la danza y el ballet (1760) plantea las reformas teatrales que él veía, conocidas como ballet d'action, y que presenta el drama de la danza, acentuando la trama e incorporando elementos de la pantomima. Bajo el patrocinio de la reina María Antonieta de Francia, obtuvo en 1776 el cargo largamente deseado de director de la Ópera de París.

Auguste Vestris

(Francia, 1760-1842)

Biografía:

Bailarín francés de ballet. Nació en París y fue hijo del famoso bailarín Gaetano Vestris y de la eminente bailarina Marie Allard. Heredó el sobrenombre de "dios de la danza" de su padre. Debutó en la Ópera de París con 12 años y estuvo allí durante mucho tiempo como primer bailarín principal. Su hijo, Augusto Armando Vestris, a quien preparó él mismo, se convirtió en maestro de ballet en Londres y Viena.

Maria Taglioni

(Suecia, 1804-1884)

Biografía:

Bailarina sueca de origen italiano, la figura más importante de su tiempo. Estableció el estilo delicado y etéreo característico del ballet romántico. Nació en Estocolmo el 23 de abril. Estudió con su padre, el coreógrafo italiano Filippo Taglioni, y con Jean-François Coulon en París. Debutó en Viena en 1822. Entre 1829 y 1837 fue primera bailarina de la Académie Royale de Musique de París. Interpretó el papel principal en La sílfide (1832), actuación que inauguró la era romántica en el ballet. Con esta interpretación se convirtió en una de las primeras mujeres que bailaron en pointe (sobre las puntas de los dedos). Al mismo tiempo, introdujo el tutú romántico y el corpiño ajustado que se convirtió en el vestido clásico femenino del ballet del siglo XIX. Desde 1837 hasta 1842 fue la primera bailarina del Teatro Bolshói. A lo largo de su trayectoria estrenó, entre otros ballets, Gerta, reina de Elfrides (1842), La Péri (1843), Pas de quatre (1846) y Jugement de Pâris (1846). Tras retirarse como bailarina en 1847, fue nombrada Inspectrice de Dance de la Ópera de París. Falleció el 24 de abril de 1884 en Marsella

Jules Perrot

(Francia, 1810-1892)

Biografía:

Bailarín francés e importante coreógrafo. Nació en Lyon, estudió con el bailarín francés Auguste Vestris y el coreógrafo italiano Salvatore Viganó. Desde 1830 hasta 1835 bailó en la Ópera de París como compañero de la gran bailarina Maria Taglioni. Trabajó en Londres y en San Petersburgo. Probablemente hizo la coreografía de las variaciones solistas de Giselle (1841) para su esposa, la bailarina italiana Carlotta Grisi. Otros trabajos suyos son Ondina (1843), Esmeralda (1844) y Pas de Quatre (1845) para Taglioni, Grisi, Lucile Grahn y Fanny Cerrito

Fanny Cerrito

(Italia, 1817-1909)

Biografía:

Bailarina italiana. Artista brillante, vivaz y una de las pocas mujeres coreógrafas del siglo XIX. Nació en Nápoles con el nombre de Francesca Cerrito, y estudió con el célebre maestro italiano Carlo Blasis, los notables coreógrafos franceses Jules Perrot y Arthur Saint-Léon (su pareja favorita y desde 1845 hasta 1851, también su marido). Fue famosa por sus papeles en Pas de quatre (1845), Ondine (1843) y Gemma (1854) con coreografía propia.

Marius Petipa

(Francia, 1818-1910)

Biografía:

Bailarín y coreógrafo de origen francés, cuyos trabajos representan la culminación del ballet clásico. Nació en Marsella, y era hermano de otro brillante bailarín, Lucien Petipa, e hijo del bailarín y coreógrafo francés Jean Petipa, con quien estudió. Al inicio de su carrera fue primer bailarín en París y Burdeos, realizó giras por Estados Unidos con su padre, bailó y realizó coreografías en Madrid (donde aprendió danza española) y actuó frecuentemente con la bailarina austriaca Fanny Elssler. En 1847 viajó a San Petersburgo como primer bailarín del ballet del Teatro Imperial. Allí estrenó su primera coreografía en 1855. En 1862, después del éxito de su ballet La hija del faraón, se le nombró primer maestro de ballet del Teatro Imperial. Petipa, a través de su disciplina y de su coreografía, fue el creador más importante de la escuela rusa de ballet. Subordinando la música, el decorado y el argumento a la coreografía, colaboró muy de cerca con compositores, libretistas y diseñadores. Junto al compositor ruso Piotr Ilich Chaikovski, en 1892, planeó al detalle la producción de El cascanueces. Cuando Petipa enfermó, la coreografía fue completada por su asistente, el coreógrafo ruso Lev Ivanov. Otros trabajos de Petipa incluyen Don Quijote (1869), La bayadera (1877), Raymonda (1898) y con música de Chaikovski, La bella durmiente (1890) y El lago de los cisnes (1877; revisada en 1895, con la creación del II y IV acto por Ivanov). Antes de retirarse en 1903, había creado más de 50 grandes ballets. Murió en Gurzuf, Crimea.

Lucile Grahn

(Dinamarca, 1819-1907)

Biografía:

Bailarina y coreógrafa danesa, es una de las cuatro bailarinas a quien se rinden honores en el famoso ballet Pas de quatre (1845). Nació en Copenhague y estudió con el coreógrafo danés Augusto Bournonville, quien creó una versión de La sylphide (1845) en su honor. Dejó Dinamarca en 1839 y bailó por el mundo entero hasta 1856. Más tarde, como maestra de ballet de la Ópera de Munich, coreografió ballets para muchas óperas, incluida la del compositor alemán Richard Wagner, Tannhaüser.

Carlotta Grisi

(Italia, 1819-1899)

Biografía:

Bailarina italiana, una de las más importantes intérpretes del romanticismo, se unió al ballet de la ópera de La Scala de Milán en 1829. Más tarde fue alumna y amante del famoso coreógrafo francés Jules Perrot. Fue aclamada por su creación del papel protagonista en Giselle (1841), ballet romántico escrito por el poeta francés Théophile Gautier y coreografiado por Perrot y Jean Coralli. Gautier también escribió un famoso papel para Grisi en La péri (El hada oriental 1843). Trabajó con Perrot en varias producciones en Londres, bailando en La esmeralda (1844) y en Pas de quatre (1845), composición de pura danza, sin tema, para cuatro bailarinas románticas, interpretadas por las cuatro más grandes personalidades interpretativa

Enrico Cecchetti

(Italia, 1850-1928)

Biografía:

Profesor y bailarín de ballet italiano al que se considera uno de los más dotados maestros en la historia del ballet. Nació en Roma, Italia. Era hijo de bailarines y comenzó a bailar como profesional cuando todavía era un niño. En 1879 debutó como bailarín en el teatro de La Scala de Milán. Famoso por su técnica, Cecchetti se convirtió en el maestro de ballet de los Teatros Imperiales de San Petersburgo en 1890. Desde 1910 hasta 1913 fue maestro de ballet en los Ballets Rusos de Diáguilev. Cecchetti abrió su propia escuela en Londres en 1918 y regresó a Milán en 1925. Entre sus alumnos hay que destacar a la bailarina rusa Anna Pavlova (con quien realizó giras desde 1913 hasta 1918), al coreógrafo de origen ruso Leonid Massine, y al bailarín y coreógrafo ruso Vaslav Nijinski.

Loïe Fuller

(EEUU, 1862-1928)

Biografía:

Bailarina estadounidense, actriz, productora y escritora que adquirió una gran fama al concentrarse en los efectos visuales; utilizó tejidos que flotaban y luces multicolores. Marie Louise Fuller nació en Fullersburg, Illinois. Actuó como profesional siendo niña y se la consideraba una bailarina autodidacta. Trabajó principalmente en Europa, donde creó cerca de 130 danzas entre las que se encuentran los solos Danza de la serpiente (1890) y Danza del fuego y trabajos para su grupo como, En el fondo del mar (1906) y el Ballet de la luz (1908). Además de servir de modelo para retratos de los artistas franceses Henri de Toulouse-Lautrec y Auguste Rodin, también fue reconocida por los científicos franceses por sus teorías sobre la iluminación artística.

Isadora Duncan

(EEUU, 1877-1927)

Biografía:

Bailarina estadounidense cuya creación de un estilo expresivo de danza, basado en su visión de las danzas de la Grecia antigua, abonó el terreno para el movimiento del ballet moderno en el siglo XX. Dora Angela Duncan nació en San Francisco (California, Estados Unidos). Hizo su debut profesional en Chicago (Illinois) en 1899. Más tarde realizó giras por Europa y Estados Unidos dando recitales de danza y estableciendo escuelas cerca de Berlín en 1904, en París en 1914 y en Moscú en 1921. Su vida personal fue trágica. Tuvo una hija con el escenógrafo británico Gordon Craig y un hijo con el magnate de las máquinas de coser Paris Singer. Ambos niños murieron en un accidente de coche en 1913. Se casó con el poeta ruso Sergei Esenin en 1922, pero se separaron poco tiempo después. Duncan vivió en la pobreza durante muchos años. Hizo una última y dramática aparición en París poco antes de su muerte en 1927 en Niza (Francia). La danza de Duncan estaba caracterizada por movimientos libres y fluidos que expresaban emociones internas y estaban inspirados en fenómenos naturales como vientos y olas. Le fascinaban los ideales de la antigua Grecia sobre el cuerpo humano y la belleza. Para actuar se vestía con una túnica transparente, con los pies, brazos y piernas desnudos y su largo cabello suelto. Cuando introdujo por primera vez su estilo en Estados Unidos, se encontró con una fuerte oposición. Finalmente sus ideas consiguieron el favor general. A través de la impresión de su baile suscitó en el coreógrafo de origen ruso Mijaíl Fokin, ejerció una enorme influencia en el ballet del siglo XX. Sus creencias artísticas dieron también impulso a un nuevo tipo de danza conocido como danza interpretativa. Entre los coreógrafos sobre los que influyó notablemente se encuentran los estadounidenses Ruth St Denis y Ted Shawn. Debido a su rechazo por las técnicas formales y a la utilización de los movimientos naturales, la danza de Duncan parecía una constante improvisación. Su autobiografía, Mi vida, fue publicada en 1927.

Ruth Saint Denis

(EEUU, 1878-1968)

Biografía:

Bailarina, coreógrafa y maestra estadounidense quien junto a su compatriota la bailarina Isadora Duncan está considerada como la fundadora del ballet moderno en Estados Unidos. Ruth Dennis nació en Newark, Nueva Jersey; y fue durante varios años bailarina de vodevil. En 1906 apareció en Radha, un ballet creado por ella. Posteriormente, dio recitales de danza en Europa y en Estados Unidos. En 1914 se casó con el bailarín estadounidense Ted Shawn. En 1915, en Los Ángeles, fundaron la primera de sus escuelas de danza Denishawn. Las escuelas, designadas para desarrollar una forma de danza específicamente estadounidense, crearon variantes de muchos estilos de danza. El acento que pusieron en la individualidad y la experimentación con nuevas formas de baile inspiraron a un gran número de alumnos a formar sus propias compañías. Entre ellos se encontraba la bailarina estadounidense Martha Graham. También en ese momento se creó la compañía de danza Denishawn con la que realizaron giras por todo el mundo desde 1915 hasta 1931, año en que Saint Denis y Shawn se divorciaron. Su propia carrera separada continuó más allá de 1960. Sus danzas más logradas fueron las que mostraban cierta influencia oriental, como Nautch, Incense, Radha y Yogi.

Rudolf Laban

(Hungría, 1879-1958)

Biografía:

Bailarín húngaro, profesor de ballet y teórico del movimiento. Es el padre intelectual de la danza moderna europea y el creador del sistema más extendido de notación de danza. Nació en Pozsony (hoy Bratislava, Eslovaquia). Estudió en Munich y París y estableció su primer instituto coreográfico en Zürich durante la I Guerra Mundial. Ya en 1923 existían sucursales de su escuela en toda Europa. Con sus alumnos, los bailarines Mary Wigman, Kurt Joos y Sigurd Leeder, ideó una compleja teoría de la expresión del movimiento. Su método de notación del movimiento humano, llamado actualmente Labanotación, queda perfilado en su Kinetographic Laban (1928). Al ser suficientemente adaptable a todos los estilos de danza, ha sido utilizado por analistas del trabajo industrial y fisioterapeutas. Laban se convirtió en director de los Teatros Estatales Unidos en Berlín en 1930 y organizó la sección de danza de los Juegos Olímpicos de 1936. Ese año, todas sus actividades fueron prohibidas por el gobierno nazi. En 1938 se trasladó a Inglaterra, donde permaneció, enseñando e ideando ejercicios correctivos para obreros de las fábricas

Agrippina Vagánova

(Rusia, 1879-1951)

Biografía:

Bailarina rusa, una de las más grandes maestras en la historia del ballet. Nació en San Petersburgo y estudió en la Escuela del Teatro Imperial de su ciudad natal. Durante 19 años bailó en el Teatro Marinsky (hoy Ballet Kírov), donde su brillante trabajo de pies y sus saltos le dieron el título de reina de las variaciones. Desde 1921, enseñó en la Escuela Coreográfica de Leningrado (antigua Escuela del Teatro Imperial) y en 1934 se convirtió en su directora. Su sistema de enseñanza, de gran importancia en el ballet ruso, está basado en el análisis de la técnica de otras escuelas de danza clásica, y hace especial hincapié en la coordinación de todo el cuerpo y en la fuerza de la espalda. En 1934 se publicó su libro Fundamentos de la danza clásica.

Anna Pavlova

(Rusia, 1882-1931)

Biografía:

Bailarina rusa, la más famosa de su época. Nació en San Petersburgo y estudió en la Escuela del Teatro Imperial de su ciudad natal. Debutó como solista en 1899 y se convirtió en prima ballerina en 1906. Pavlova realizó giras por Europa en 1907 y apareció brevemente con los Ballets Rusos del empresario Sergei Diáguilev. En 1910 debutó en Estados Unidos con el bailarín ruso Mijáil Mordkin en el Metropolitan Opera House de Nueva York. Fundó su propia compañía en 1911 y hasta 1925, fecha en la que se retiró, siguió bailando por Europa, América, África y Asia, llevando su arte hasta las áreas más remotas de la Tierra. Conservadora en su estética, fue una destacada representante del ballet clásico ruso, admirada por la calidad poética de su movimiento. Se interesó, también, por los bailes étnicos y la técnica de las danzas de India y Japón. Sus interpretaciones clásicas más famosas fueron Giselle, El lago de los cisnes, Las sílfides, Don Quijote, Copelia y el solo de La muerte del cisne, creado para ella en 1905 por el coreógrafo ruso Mijaíl Fokin.

Mary Wigman

(Alemania, 1886-1973)

Biografía:

Bailarina alemana, coreógrafa y maestra, se encuentra entre las figuras más influyentes de la danza moderna europea. Nació en Hannover y estudió con el maestro suizo Emile Jacques-Dalcroze y con el coreógrafo y notador de danza húngaro Rudolf von Laban, ejerciendo de asistente suyo. Después de realizar algunos recitales de danza en Munich y Zürich (Suiza) abrió su propia escuela en Dresde en 1920. Hasta que fue clausurada por los nazis, la escuela fue el emporio europeo del Ausdruckstanz (danza teatral no basada en la técnica clásica). Más tarde, volvió a abrir su escuela en Leipzig y después se trasladó a Berlín. Entre sus obras más importantes se encuentran Las siete danzas de la vida (1918), El rito de la primavera (1957) y las coreografías para las óperas Orfeo y Eurídice (1947) y Alceste (1958) del compositor alemán Christoph Willibald Gluck. Escribió Die sprache des tanzes (1963, El lenguaje de la danza). Las técnicas de Wigman fueron llevadas a Estados Unidos por una de sus alumnas, la coreógrafa alemana nacionalizada estadounidense Hanya Holm.

Martha Graham

(EEUU, 1893-1991)

Biografía:

Coreógrafa, bailarina y profesora de danza estadounidense. La mayor y más influyente figura de la danza moderna de su país durante más de 50 años. Nació el 11 de mayo de 1893 en Pittsburgh, Pennsylvania, y recibió sus primeras clases de baile de Ruth Saint Denis y Ted Shawn en la escuela y compañía Denishawn. Después de bailar durante dos años en producciones de Broadway, llegó a ser directora (1924-1925) del departamento de danza de la escuela de música Eastman en Rochester, Nueva York, y comenzó a crear sus propias coreografías. En 1926 dio su primer recital. En sus primeros trabajos, Graham rechazó el adornado estilo de las producciones Denishawn en favor de una escenografía más sencilla. La escenografía y el vestuario austero de Graham, al igual que la angulosidad y severidad de sus movimientos causaron en principio estupefacción y rechazo. A medida que evolucionaba en su estilo tan individual y expresivo, se iba convirtiendo en una de las figuras principales de la danza contemporánea. Formó a bailarines jóvenes para su compañía, desarrollando una técnica (la más consistente y completa de la danza moderna estadounidense) que comprendía la contracción y la relajación de distintas partes del cuerpo, una estrecha relación entre respiración y movimiento, unas líneas de cuerpo austeras y angulares, y un contacto muy cercano con el suelo. Desde 1934 Graham sólo utilizó música especialmente compuesta para sus danzas por músicos como los estadounidenses Aaron Copland (Primavera en los apalaches, 1944) y William Schuman (La bruja de Endor, 1965). Su socio y director musical durante mucho tiempo, Louis Horst, compuso la música para su Misterios primitivos (1931) y El penitente (1940). En sus últimos trabajos, Graham utilizó de forma total, y a veces simbólica, los recursos tradicionales del teatro, como la iluminación, las escenografías y el vestuario. Sus escenografías (a menudo abstractas y simbólicas) eran realizadas por artistas de la talla del escultor Isamu Noguchi. Los más de 150 trabajos de Graham varían de estilo: desde el ingenioso Cada alma es un circo (1939) al frenético Muertes y hechizos (1943), basada en la familia Brontë con Emily como heroína. Los intereses de Graham abarcan desde temas americanos como en Carta al mundo (1940), el estudio de la vida de la poetisa Emily Dickinson a la interpretación psicológica de la mitología griega como en Clytemnestra (1958). Se retiró como bailarina en 1970. Algunas de las fuentes de inspiración de las coreografías de Graham se describen en el libro Notas de Martha Graham (1973). En 1984, a los noventa años, coreografió La consagración de la primavera de Ígor Stravinski. El 1 de abril de 1991 murió en Nueva York.

Ninette De Valois

(Irlanda, 1898-2001)

Biografía:

Bailarina de origen irlandés, coreógrafa y fundadora del Royal Ballet. Su verdadero nombre era Edris Stannus, nació en Baltiboys, Blessington, Irlanda, y estudió con el bailarín italiano Enrico Cecchetti. Bailó en revistas y teatros antes de convertirse en primera bailarina (1923-1925). Actuó como artista invitada de los Ballets Rusos del empresario Sergei Diáguilev. En 1926 se unió al Old Vic Theatre, en Inglaterra, como coreógrafa. Cuando la administradora del Old Vic, Lilian Baylis, fundó el Sadler's Wells Theatre, propuso a De Valois que formara un grupo de ballet estable. Ella dirigió esta compañía, el Ballet Vic-Wells (más tarde Sadler's Wells Ballet al que se le concedió el título de Royal Ballet en 1956), hasta 1963. También ayudó a fundar los ballets nacional

Alexandra Danilova

(Rusia, 1904-1997)

Biografía:

Bailarina de ballet rusa, admirada por su inspiración excepcional, su pureza técnica y su poder interpretativo. Nació en la actual Leninsk-Kuznetskii y estudió en la Escuela del Teatro Imperial (más tarde estatal) en su ciudad natal. Debutó con el GATOV (Gosudarstvenny Akademichesky Teatr Opery i Baleta) en el Teatro Marinsky (más tarde Kírov) y después se convirtió en bailarina solista de la compañía. En 1924 abandonó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas con un grupo de bailarines entre los que se encontraba el coreógrafo George Balanchine. Se unió entonces a los Ballets Rusos de Sergei Diáguilev y permaneció en su compañía hasta que se disolvió a la muerte del empresario en 1929. En 1933 se unió a una rama de la compañía de Diáguilev conocida como los Ballets Rusos de Basil, dirigida por el coronel Wassily de Basil. En 1938 se unió a los Ballets Rusos de Montecarlo, que también estaban relacionados con Diáguilev. Danílova se retiró en 1958. Vivió posteriormente en Nueva York, donde impartió clases en la escuela del American Ballet Theatre y trabajó como coreógrafa para la compañía del Metropolitan Opera House. Danílova actuó como maestra de ballet en la película Paso decisivo (1977, de Herbert Ross), en la que intervenía el también bailarín ruso Mijaíl N. Baryshnikov.

Gene Kelly

(EEUU, 1912-1996)

Biografía:

Bailarín de claqué y de danza contemporánea, coreógrafo, actor y director de cine estadounidense, conocido por sus trabajos en películas musicales, más cercanos al ballet en su orientación, tanto coreográfica como conceptual, que sus predecesores. Nacido en Pittsburgh, Pennsylvania, donde estudió en la escuela de danza de su madre, su primer éxito fue el musical de Broadway Pal Joey (1941). En Hollywood, intervino y codirigió varias de las películas musicales más famosas de la historia del cine, como Un día en Nueva York (1949), o Cantando bajo la lluvia (1952); ambas de Stanley Donnen. Sus bailes y su coreografía en Un americano en París (1951), de Vicente Minnelli, fueron aclamados como ejemplo destacado de ballet cinematográfico. También son relevantes en su trayectoria la película bailada en su totalidad y dirigida por el Invitación a la danza (1956) y la coreografía del ballet de jazz de Baile de dioses (1960), para el Ballet de la Ópera de París. Kelly también fue un destacado actor en Inherit the wind (Heredar el viento, 1960, de S. Kramer). Murió el 2 de febrero de 1996

Merce Cunningham

(EEUU, 1919-2009)

Biografía:

Coreógrafo y bailarín estadounidense de danza moderna, líder del vanguardismo en la danza de su país. Estudió folclore, claqué y bailes de salón en su ciudad natal Centralia, Washington, y hacia 1940 comenzó a estudiar ballet. Cunningham conoció al compositor vanguardista John Cage en una clase de danza en Seattle (Washington) en 1938, y ambos artistas formaron una larga y productiva asociación. Desde 1939 hasta 1945 Cunningham fue bailarín solista en la compañía de la coreógrafa Martha Graham. En 1953 estableció la suya propia. En rechazo a los temas psicológicos y literarios de Graham, consideró el movimiento su único objetivo, así, su técnica coreográfica consistía en la combinación aleatoria de una serie de secuencias previamente seleccionadas. Colaboraba de forma habitual con compositores contemporáneos y con pintores vanguardistas como Robert Rauschenberg y Andy Warhol. Entre sus muchos trabajos dentro de este estilo se encuentran Suite por azar (1952), con la primera partitura electrónica del compositor estadounidense Christian Wolff, Cómo pasar, Puntapié, Caer y correr (1965), y Canfield (1969). En 1974 Cunningham empezó a representar lo que llamó eventos, extractos de algunas danzas, que se ejecutaban a la vez. Sus trabajos posteriores incluyen Duetos (1980), Canales/Insertos (1981) y Entradas 2 (1984).

Roland Petit

(Francia, 1924-2011)

Biografía:

Bailarín y coreógrafo francés. Nació en Villemomble, cerca de París y se formó en la escuela de ballet de la Ópera de París. Fue un bailarín carismático que organizó varios grupos de ballet, incluidos los Ballets de París (1954-1958) y los Ballets de Marsella (1972). Reconocido por su estilo sofisticado y altamente dramático, Petit utilizó libremente la danza moderna, el ballet clásico, la mímica y la revista. En 1954 se casó con la estrella de muchas de sus producciones, Renée Jeanmaire. Entre sus mejores ballets están El joven y la muerte (1946), Los feriantes (1948) y El paraíso perdido (1967). También realizó la coreografía de algunas películas y revistas de music hall.

Alvin Ailey

(EEUU, 1931-1989)

Biografía:

Bailarín y coreógrafo estadounidense, muy conocido por sus trabajos que son expresión de la herencia cultural afroamericana. Nació en Rogers, Texas y estudió en la universidad de California-Los Ángeles (UCLA) y se relacionó con el Lester Horton Dance Theater en 1949. Estudió con Horton, y después de su muerte en 1953, Ailey llegó a ser director de la compañía, cargo que mantuvo hasta 1954. Ese mismo año se fue a Nueva York. Allí apareció en gran número de producciones escénicas mientras estudiaba con los bailarines estadounidenses Martha Graham, Charles Weidman, Doris Humphrey y Hanya Holm, y el actor Stella Adler. En este tiempo Ailey adquirió fama por la fuerza y la gracia de sus representaciones. En 1958 formó su propia compañía, el Alvin Ailey American Dance Theater, que se unió al New York City Center en 1972. La compañía de Ailey representó los trabajos de muchos coreógrafos conocidos, como los estadounidenses Anna Sokolow, Katherine Dunham, Pearl Primus y el mexicano José Arcadio Limón así como trabajos de la propia obra de Ailey. Su trabajo más importante, Revelations (1960), se basaba en los espirituales negros de Estados Unidos y expresaba temas universales de fe y humanidad. La compañía realizó giras por este país y por todo el mundo, incluyendo Australia en 1962 y Senegal en 1966. En 1984 el Alvin Ailey American Dance Theater se convirtió en el primer grupo que actuó en la Metropolitan Opera House de Nueva York, en el que la mayor parte de sus componentes eran negros. En 1985 realizó una gira por China. Los trabajos de Ailey, en los que incorporaba técnicas del ballet moderno, la danza jazz, el ballet y la danza étnica, incluyen obras como Blues Suite (1958) y Mass (1971, con música de Leonard Bernstein). Ailey creó coreografías para algunas otras compañías además de la suya, como el American Ballet Theatre, el Ballet de la Ópera de París y el Joffrey Ballet, para el que hizo Feast of Ashes (1962). Recibió el Premio Capezio en 1979 por su contribución a la danza y en 1985 se convirtió en el primer coreógrafo que fue nombrado profesor distinguido por el City College de Nueva York.

Pina Bausch

(Alemania, 1940-2009)

Biografía:

Bailarina, coreógrafa y actriz alemana, fue directora del ballet de la ópera de Wuppertal. Bausch nació en Solingen (Alemania) el 27 de julio de 1940. Su verdadero nombre es Philippine Bausch. Estudió danza en Essen hasta convertirse en una de las máximas figuras de la danza moderna en Alemania. Posteriormente actuó con el New American Ballet y el Metropolitan Opera House Ballet en Nueva York antes de fundar su propia compañía, el Tanztheater, en 1973. Se ha convertido en uno de los máximos exponentes del ballet moderno, superando al ballet tradicional en la expresión de las relaciones entre hombres y mujeres a través de un dilatado y experimental lenguaje corporal. Sus producciones incluyen Im Wind der Zeit (1969), Iphigenie auf Tauris (Ifigenia en Táuride, 1974), Orpheus und Eurydike (Orfeo y Eurídice, 1975), Die Sieben Todsünden (Los siete pecados capitales, 1976) y Palermo, Palermo (1990). También ha aparecido como actriz en películas, por ejemplo en Y la nave va (1983) del director italiano Federico Fellini.

Víctor Ullate

(España, 1947)

Biografía:

Bailarín y coreógrafo español que ha desempeñado una importante labor como pedagogo. Nació en Zaragoza e inició sus estudios de ballet en la escuela de María de Ávila. Entre 1962 y 1965, bailó con la compañía de Antonio Ruiz Soler, y en 1966 se unió al Ballet du XXe Siècle de Maurice Béjart. Durante esos años, estrenó varias obras del coreógrafo francés, entre ellas Ni fleurs, ni couronnes (1968) y Nijinski, clown de Dieu (1971). Como bailarín invitado, ha colaborado con el Ballet Nacional de Cuba y con el London Festival Ballet, entre otros. En 1979 asumió la dirección del recién creado Ballet Nacional de España Clásico (hoy Ballet Lírico Nacional). En 1983, después de abandonar dicho cargo, creó el Centro de Danza Víctor Ullate y, cinco años después, fundó un grupo de danza que en 1996 se convertiría en la compañía oficial de la Comunidad de Madrid. De su extenso trabajo como coreógrafo, destacan Amanecer (1988), El amor brujo (1994) y Tras el espejo (1996). En 1989 obtuvo el Premio Nacional de Danza del Ministerio de Cultura.

Nacho Duato

(España, 1957)

Biografía:

Bailarín y coreógrafo español, su trabajo como director de la Compañía Nacional de Danza supuso un giro hacia posiciones más vanguardistas en la trayectoria artística de dicha agrupación. Nació en Valencia y su nombre completo es Juan Ignacio Duato Barcia. En 1975 inició sus estudios de danza en la Escuela Rambert de Londres y en la Escuela Mudra de Maurice Béjart. En 1979, se unió al Ballet Nacional de España durante un breve periodo de tiempo, y en 1981 ingresó en el Nederlands dans Theatrer, compañía para la que realizó sus primeras coreografías. En 1990, regresó a España para asumir la dirección del Ballet del Teatro Lírico Nacional, en la actualidad Compañía Nacional de Danza. Algunas de sus creaciones más destacadas son: Jardí tancat (1983), Primer Premio en el Certamen Coreográfico de Colombia; Duende (1992), con música de Claude Debussy; Por vos muero (1996), con música renacentista española, y Romeo y Julieta (1998), sobre la partitura de Serguéi Prokófiev. En 2003 le fue concedido el Premio Nacional de Danza.

Julio Bocca

(Argentina, 1967)

Biografía:

Bailarín argentino, una de las figuras más destacadas del ballet clásico en su país. Nació en Munro, una pequeña localidad del cinturón del Gran Buenos Aires. Cuando sólo contaba doce años de edad, comenzó a estudiar danza en el estudio de su madre y, tres años después, ingresó en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón. En 1985, obtuvo la Medalla de Oro del V Concurso Internacional de Ballet de Moscú y, con ella, el reconocimiento de la crítica mundial. Un año después debutó con el American Ballet Theatre en el papel principal de la obra del compositor ruso Chaikovski, Cascanueces. A partir de entonces, ha actuado como artista invitado en las más prestigiosas compañías de danza clásica y contemporánea, como el Ballet del Bolshói, el Ballet del teatro Kírov, el Royal Ballet, y las compañías de Twyla Tharp y de Mark Morris. En 1990 fundó el Ballet Argentino de Julio Bocca junto a Eleonora Cassano. En 1997 intervino como actor en la película Tango, del director español Carlos Saura.

Marta Carrasco

(España, 1972)

Biografía:

Coreógrafa y bailarina catalana. Iniciada en las artes a través del piano, se aficionó a la danza a los diecisiete años, completando sus estudios en la escuela de Manuel Carlos Lillo. Comenzó su carrera con Avelina Argüelles, trabajando seis años con Ramón Oller en la compañía Metros. A mediados de los noventa comenzó a producir una serie de espectáculos situados en la frontera de la danza, el teatro y la plástica. Sus espectáculos tienen en común la exteriorización de un universo dramático generado por un personaje central situado en un espacio intermedio de la memoria o de la muerte.

Angel Corella

(España, 1975)

Biografía:

Bailarín español nacido en Madrid. Estudió danza clásica con Karemia Moreno y posteriormente con Victor Ullate. Participó en el estreno de Arraigo, con coreografía del mismo Ullate y música de Jerónimo Maesso. En 1995 ingresó en el American Ballet Theatre de la ciudad de Nueva York, siendo principal bailarín al año siguiente. Este lugar de privilegio con anterioridad había pertenecido a Nureyev y a Baryshnikov. Con ésta compañía ha particpado en la puesta de escena de innumerables ballets clásicos y numerosas piezas contemporáneas. Ha conseguido una de las principales distinciones de la danza clásica, el Prix de Benois, por su interpretación de Other Dances, creación del conocido coreógrafo estadounidense Jerome Robbins. En la ópera hizo su debut en el año 2005, con La Gioconda de Amilcare Ponchielli, en el Teatro del Liceo, de Barcelona.

#bailarines #coreografos #mejores #historia #biografia #danza #mundo