Nuestros proyectos han sido apoyados por entidades como:
La Secretaría Distrital de Cultura de Bogotá
Veeduría Distrital
Alcaldía Local de Santa fe
Alcaldía Mayor de Bogotá
Ministerio de Cultura de Colombia
Bibliored
Cinemateca Distrital
Red de Salas Concertadas
  • Icono social de YouTube
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Vimeo
  • Icono Social SoundCloud
  • Icono social Twitter
Siguenos en:
Comparte tus opiniones

www.fundacionarteficial.com

fundacionarteficial@gmail.com
Cel: 315 5271307

Fijo: 7511992

Bogotá - Colombia

© 2013 by FUNDACIÓN ARTEFICIAL

  • Fundación Arteficial

Un beso de Dick: Fernando Molano Vargas



Fernando Molano nació en Bogota en 1961 y murió en 1998. Estudió Literatura y Lingüística en la Universidad Pedagógica, y Cine y Televisión en la Universidad Nacional.

Un beso de Dick, título inspirado en un capítulo de la novela Oliver Twist de Charles Dickens, narra la historia de amor entre Felipe y Leonardo en los años ochentas, los temores con respecto a la aprobación social de una relación homosexual, los vínculos de amistad con los compañeros del colegio y los partidos de futbol. Fue escrita entre agosto de 1989 y abril de 1990 después de la muerte de Diego, un compañero que como Molano, murió de SIDA.

La novela fue premiada en 1992 por la Cámara de Comercio de Medellín por los jurados Fernando Soto Aparicio, Carlos José Restrepo y Héctor Abad Faciolince. Abad Faciolince hizo lo posible para distribuir la obra de Molano, y en 1998, Abad le llevó al lecho de muerte del autor el poemario editado por la Universidad de Antioquia Tus cosas en mi bolsillo. Antes de la publicación de Un beso de Dick, se consideraba como una novela de culto que circulaba en fotocopiadoras entre estudiantes de literatura. Actualmente está editada por la Cámara de Comercio, reeditada por Proyecto Editorial (2000) y Editorial Babilonia (2002).

(Fragmentos)

Otra vez se manda el sorbo. Y otra vez se demora: sólo para que yo me hernie. Entonces hago como que no me importa y miro las casas de enfrente: todas las luces están apagadas; la calle está vacía... Leonardo me pone su mano en la mejilla y hace que yo vuelva hacia él mi rostro: sus labios mojados se entreabren como los míos ¡Acercándonos es tan podrida nuestra suerte! (Molano, 47)

[...]

Qué piernas las de mi amigo, Dios mío... Cuando jugamos le sudan mucho. Y eso da muchas ganas de besárselas. Pero cuando él me posee... Dios, esa palabra...Cuando él me posee también suda artísimo; y uno queda todo mojado también. Y es muy rico: porque a él le gusta demorarse y entonces se quita, y a mi me dan ganas de besarle todo el cuerpo. Porque está todo y a mí me gusta. Sobre todo en el medio de las piernas: ahí es muy rico porque él me aprisiona las mejillas entre sus muslos y se siente como dos cojincitos. Como dos cojincitos tibios para morder. A él le gusta eso, y entonces me dice que se la chupe; y a mí me encanta: porque él me coge duro del pelo y yo me siento como si fuera de él... Pero cuando recuesto la cabeza sobre su vientre, y me quedo chupándosela, es más bonito: porque así yo le veo las piernas hacia abajo, y él las mueve y las recoge como en una cámara lenta. (Molano, 81)

Bibliografía

Fernando Molano. Un beso de Dick. Bogotá: Istmo Colección Narrativa, 2005

#fernandomolanovargas #unbesodedick