Nuestros proyectos han sido apoyados por entidades como:
La Secretaría Distrital de Cultura de Bogotá
Veeduría Distrital
Alcaldía Local de Santa fe
Alcaldía Mayor de Bogotá
Ministerio de Cultura de Colombia
Bibliored
Cinemateca Distrital
Red de Salas Concertadas
  • Icono social de YouTube
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Vimeo
  • Icono Social SoundCloud
  • Icono social Twitter
Siguenos en:
Comparte tus opiniones

www.fundacionarteficial.com

fundacionarteficial@gmail.com
Cel: 315 5271307

Fijo: 7511992

Bogotá - Colombia

© 2013 by FUNDACIÓN ARTEFICIAL

  • Fundación Arteficial

Documental: Historia del payaso



Este documental fue coproducido en 1987 por SFS Schwarzwald Film, La CST Bratislava y Kratky Film Praha. Una Maravillosa oportunidad de disfrutar con los gags clásicos del clown. En él aparecen las más grandes leyendas como Grock, Jengivarov (un gran descubrimiento), Oleg Popov, Charlie Rivel o Dimitri entre otros. En el documental se plantea una pregunta: ¿Qué diferencia hay entre Clown y mimo?


¿EN QUÉ SE PARECEN Y SE DIFERENCIAN UN CLOWN Y UN MIMO?

Bueno, como todo el mundo sabe, el embrollo del teatro empieza en la Antigüedad con los griegos, los primeros clowns y los primeros mimos aparecen entonces en las fiestas en honor a Dionisos; ”mimo” en griego significa imitar (no sólo con el cuerpo también con la voz, el mutismo completo del mimo es más “moderno”) Desde ahí las dos figuras aparecen paralelas, tienen los mismos origenes y un poco los mismos referentes, no sólo con los griegos, también los juglares y la Comedia del Arte.

¿ENTONCES UN MIMO ES IGUAL A UN CLOWN Y AL REVÉS?

Pues no. Aunque los clown tienen un carácter visual parecido al mimo clásico (el que conocemos por Marcel Marceau, por ejemplo) el clown no está exento de la palabra y usa la pantomima como un arma más pero no como un fin en si mismo. Es decir, el mimo tiene como fin su propia técnica, la belleza de su movimiento y el control de su cuerpo. El clown está más atento a su comunicación con el público y a la creación de una personalidad propia que le ayude a comunicarse con este, la técnica, aunque por supuesto está, y ayuda, no es su fin, tampoco la belleza. Dicho de otro modo, al clown se le permite ser algo más “sucio” que al mimo.

Dos máscaras hermanas pero diferentes.

Disfrutenlo!


Diarioclown.com

#payaso #mimo #clown #historiapayaso #documental